Control de glucosa en viajes y vacaciones

 

Ayude a su hijo a cuidar su diabetes cuando esté fuera de casa.

Ser paciente de diabetes más allá de una enfermedad es un estilo de vida al cual tu hijo debe adaptarse según el lugar en donde se encuentre y las condiciones. Las vacaciones indican un cambio de rutina; fines de semana en la casa de los abuelos, viajes largos en auto, viajes en avión, campamentos de verano, actividades fuera de casa y muchas veces, lejos de tus cuidados.

Si tu niño o adolescente sufre de diabetes esto no significa que debes de privarlo de alguna de estas actividades, pero sí debes de ayudarlo en el manejo de su diabetes y enseñarlo a cuidarse cuando esté fuera de casa y lejos de tus cuidados. Así podrá disfrutar de un verano pleno de actividades y a ti te dará paz mental. Las recomendaciones a continuación le permitirán disfrutar de sus vacaciones a plenitud.

En viajes en auto y en avión

Examine su glucosa. Examine la glucosa de su hijo antes de comenzar el viaje en auto y que repita la prueba cada dos horas.

Meriendas.

En su viaje por auto o avión lleve meriendas en caso de que los niveles de glucosa bajen. La merienda puede ser un jugo, una fruta o crema de maní y galletas.

Cuando cambia de zona horaria. Consulte con el endocrinólogo pediátrico de su hijo como ajustar las dosis de insulina en caso de que viajen a otro país o estado en el que cambien de horario.

La diabetes juvenil también toca a los famosos: Nick Jonas, venciendo la diabetes.

Lo que debe empacar

Si tu hijo sale de viaje o se va de campamento asegúrate de empacarle el doble de la cantidad de insulina y provisiones que tu hijo pueda necesitar. En su mochila debes empacar:

  • insulina
  • jeringuillas
  • suministros para las pruebas de control de glucosa
  • bomba de insulina
  • tiras para medir la cetona en la orina
  • tabletas de glucosa
  • glucagón para ser inyectado
  • brazalete o algún tipo de identificación visible que lo identifique como diabético
  • baterías
  • kit de primeros auxilios (banditas, gasas, esparadrapo, triple antibiótico, toallitas anti-bacteriales)
  • medicamento para controlar la diarrea
  • medicamento para controlar las náuseas

Si las vacaciones familiares se extienden o tu hijo va a estar fuera de casa por varias semanas, pídele a su médico que lo refiera a un médico en el área que visitas en caso de emergencia. Una carta que certifique que tu hijo tiene diabetes puede ser de gran ayuda cuando viaja por avión y necesita inyectarse insulina en medio del vuelo. Y finalmente, tu hijo debe tener todos los números de contacto de su equipo médico en caso de una emergencia.

¡Disfruta plenamente de tus vacaciones con seguridad!